Durante estos meses de ausencia, muchos amigos han publicado nuevos libros. Algunos por primera vez, otros, ya acostumbrados, han confirmado que son un punto de referencia para todos los que nos deleitamos entre las líneas de sus novelas, cuentos y poemas.

Como he dicho muchas veces, me gustaría ser capaz de reseñar la obra de los escritores que admiro, pero no lo soy, no tengo los conocimientos técnicos y mucho menos el talento suficiente para enfrentar críticamente la obra literaria de otros, eso sí, siento mucho lo que leo, lo siento tan adentro que se apoderan de mí y esto si lo puedo contar, lo que he sentido leyendo cada libro que he tenido la suerte y el privilegio de leer, gracias a sus autores que me los han enviado regalándome una parte de ellos.

Comenzaré hablando, y lo haré en el orden en que me llegaron los libros, de la ópera prima de un poeta y amigo cubano, un hermano que, no obstante la distancia, logra con cada poema que me identifique con sus versos, que los sienta míos desde el primero hasta el último, se trata del libro de Fidel Ginoris “A la espera del próximo vuelo”, un libro que nace desde la íntima sobriedad y espera del autor que trasciende lo personal para hacerse universal, mientras se avanza en la lectura, los elementos que el autor nos regala, comienzan a apoderarse del lector al punto de llegar a reconocer las propias vivencias entre las líneas del poema.

En el libro se viven y se reconocen las dos verdades históricas del autor, su pasado en Cuba y su presente en Chile, se reconocen cantos a ambas patrias con el ser humano como centro de esos paisajes, el mundo interior de quien espera tomar el vuelo y regresar infinitamente a las raíces del ser.

El segundo libro del cual les hablaré es “Una aproximación al desconcierto”, de Javier Sánchez Menéndez, un libro que conocí gracias a la amiga Paloma Corrales, y a su autor, Javier, amigo de la red de redes que generosamente me lo envió. Cuando leí el título del libro, inmediatamente me surgió la pregunta, cómo puede uno aproximarse al desconcierto? E inmediatamente me respondí, con la poesía podemos aproximarnos a cualquier cosa, hasta vivir la muerte, pero quería descubrir por qué, quería saber cuál era la razón del autor para querer llegar a ese lugar del que, normalmente, todos queremos escapar. Y sin embargo, leyendo el libro descubrí – me descubrí – queriendo vivir el desconcierto, ser, en cierto modo, más humano con todas las incertezas de la cotidianidad.

Una aproximación al desconcierto resulta coherente con su título. Un libro irreverente y sincero que – al mismo tiempo – miente como mienten todos los poetas, porque hace que vivamos sobre la cuerda floja cada emoción, sin saber donde comienza y donde termina la experiencia nuestra, y la experiencia que vivimos través de los ojos de Javier. En él, el desconcierto, nos despoja de toda (in)seguridad, de toda vocación por saber lo que todos saben, haciéndonos descubrir la sencillez de lo que vivimos.

El tercer libro que les quiero presentar es una novela, “Lucrecia quiere decir perfidia”, de la querida y admirada escritora y poeta cubana Chely Lima. Con este nuevo libro,  Chely nos propone una nueva visión de la Cuba que conocemos, ese lugar que para algunos ha quedado detenido en la historia en una especie de limbo donde nada cambia y en el que lo cotidiano es rutina y desaliento, ella logra con ese humor típico de los buenos cubanos, narrarnos una historia policíaca donde – y esta es una de las novedades – la policía cubana, tan entrañable al sistema de nuestra isla, no ocupa un rol protagónico. “Lucrecia quiere decir perfidia” hace pasar buenos momentos de intriga y erotismo, como es característico de la obra de Chely, sin caer en lugares comunes o soluciones fáciles a la trama y sin perder un ápice de cubanía.

En la presentación de la novela, la autora dice: “Y no importa si lo leen –quiero decir: si lo consumen – sobre papel o sobre alguna pantalla de cristal líquido. Lo importante es que lo disfruten, y que de algún modo pueda servirles de humilde medicina en estos tiempos tan confusos que corren.” Yo puedo decirles, que lo logra desde la primera hasta la última página.

Por último y no por esto menos importante, quiero hablarles de un libro digital que, su autora, la grande poeta y escritora española Elvira Daudet, y la editora, Alacena Roja (Luisa Navarrete) decidieron regalarnos esta vez desde la red, con una edición digital de una exquisitez que conquista todos los lectores que hasta hoy han tenido acceso a sus páginas, y créanme que, en el momento que escribo estas líneas, ha superado las 14000 lecturas y se acerca vertiginosamente a las 15000.

Cuaderno del delirio”, es el título de este libro que no nos concede tregua. Un libro que con cada palabra se va calando dentro, desgarrando y produciendo emociones que difícilmente encontramos juntas en otros libros. Elvira con la inigualable potencia de su verbo recorre la vida en cada circunstancia sin adornos o alegorías, sin frenos o tapujos, la recorre con la verdad de quien ha sabido vivir y ver, con los pies bien plantados por tierra, la belleza y el sufrimiento que cada persona lleva consigo. Muchas veces, cuando leemos un libro, pensamos que el autor esté atravesando quien sabe cuanto sufrimiento y olvidamos que, cuando un poeta escribe, no está hablando de sí, sino de lo que ha visto en los ojos de quien atraviesa su camino, de lo que ha sentido guardando una injusticia, de lo que ha cantado mirando al cielo o viendo un árbol deshojarse. Acérquense a la página  que he enlazado con el titulo del libro, léanlo una, dos, tres, infinitas veces, vivan y lloren cada verso, pero no atribuyan a ellos una experiencia que no sea la que ustedes prueben mientras lo leen. Como dice el amigo Amando Carabias, en una de las reseñas que más me han emocionado sobre este nuevo libro que Elvira Daudet nos regala:

 “ Cuaderno del delirio es un poemario que no renuncia a nada… Y sin embargo, y es aquí donde con más fuerza emerge la potencia poética de Elvira Daudet…” y añade: “Un periplo acaso comparable con la belleza de esos paisajes inmensos y al mismo tiempo inhóspitos  de los desiertos o de los polos, acaso comparable con la belleza del mar en medio de la noche.”

Creo que con estas palabras que hago mías, quede perfectamente descrito lo que siento cada vez que vuelvo sobre sus versos.

Cuaderno del delirio es un libro para todos, porque todos, de un modo u otro, hemos vivido esos delirios.

Me quedan algunos libros por leer, otros que estoy leyendo y tantos de los que quiero hablarles, pero no quiero abusar del tiempo, la próxima vez, les contaré de nuevos versos que me hacen vivir y desangrarme.

Nota: Pinchando en los nombres de todas los amigos que cito, pueden conocer las páginas de cada uno de ellos.

Chiedo scusa agli amici italiani, questa volta non c’è la traduzione perchè parlo di libri in spagnolo dei quali, per ora, non essiste traduzione. So della vostra generosità e della vostra dedizione nel leggere questo blog, e so che saprete scusare questa volta la mia mancanza.

Vi abbraccio.

Leo

Anuncios

Acerca de Leonel Licea

Sueños y pesadillas de un apasionado de la vida convertidos en poesías. Sogni ed incubi di uno appassionato della vita, diventati poesie.

  1. Chely Lima dice:

    Gracias, querido poeta, por tus palabras para con mi libro. Y gracias por recomendarnos tus lecturas… Como de costumbre, leerte a ti es también un enorme placer.

  2. lichazul dice:

    gran trabajo y muy buenas reseñas de estos escritores LEO
    hace poco que llevo leyendo el blog de Elvira, y los poemas que he comentado tienen mucho soporte lírico, cadencia, pero sobre todo empatía y eso la hace a mis ojos pluma valiosa

    abrazoooo y feliz viernes

    • Leonel Licea dice:

      Gracias querida elisa, espero que puedas y tengas la oportunidad de leer los libros que he sugerido. Vale la pena.
      Un abrazo fuerte.

  3. Gracias, solo eso y un abrazo.

  4. Desde que me enviaste el enlace, paso cada dìa a leer el libro de Elvira Daudet, creo que pocos poetas contemporaneos son capaces de tocar las cuerdas emocionales que toca esta grande señora de la literatura mundial.
    Un fuerte abrazo, Leo.

  5. Ileana dice:

    Querido Leo, conociendo tu gusto literario estoy segura que estos libros son maravillosos. Podrìas enviarme en privado los enlaces para comprar los libros?
    Gracias anticipadas.
    Un abrazo, poeta.

    • Leonel Licea dice:

      Muchas gracias Ileana, te he enviado un correo con todas las indicaciones para obtener los libros.
      Un abrazo fuerte.
      Leo

  6. La Solateras dice:

    Gracias por tus recomendaciones. De los que citas sólo he leído el de Elvira, pero si con los demás estás igual de acertado será un placer seguir tu consejo.

    Un abrazo

  7. Alex dice:

    Non preoccuparti, Leo, noi ti scusiamo ed aspettiamo le tue poesia.
    Un abbraccio.
    Alex e Carina.

  8. migli2007 dice:

    Hermoso homenaje a tus amigos, Leo
    Excelente reseñas, felicitaciones
    Un abrazo grande
    Maffi

  9. Inés de la Caridad dice:

    Tendremos que leer estos libros que recomiendas, Leo.
    Un beso.

  10. Luisa Martha dice:

    He guardado el enlace del libro de Elvira, es un privilegio leer su obra. Gracias por tus consejos, Leo.
    Abrazos y besos.

  11. Ana María García dice:

    A por ellos, Leo, seguiré tus recomendaciones.
    Besos.

  12. Hay que comprar estos libros, si son como los describes, hay que comprarlos y leerlos.
    Gracias, amigo, por tus consejos literarios.

  13. lichazul dice:

    feliz feliz fin de semana LEO
    abrazo y beso llenito de buenas vibras
    gracias por tu huella

  14. charcos65 dice:

    Podría hacerte un comentario lleno de huecos pero se escaparían todos los “pero” que ahora mismo hacen una trenza larguísima y temo caerme por las empinadas escaleras. También es cierto que el pudor lo machaqué hace un siglo y tengo el suelo lleno de todos los pajaricos y flores que he ido ajusticiando cuando insistentes intentan emborronar las letras.

    Así que me decido y abro una línea, surco o el gran cañón del colorado para gritar que no mienten, no fingen y si así lo hacen se me derrumban todas las vocales. No mienten los poetas, o al menos no los que yo admiro. No concibo cuaderno del delirio sin ser real , un libro valiente y verdadero , pulso y fuego, hambre y ceniza pero sobretodo bello, como lo es el amor cuando es de verdad. Como tampoco concibo otros poemas de grandes poetas sin ser verdad, no estoy de acuerdo con aquello de que no hable de sí el autor como si fuera un mero notario con la única misión de dar fe en un poema. Y aunque sé que hay mucha poesía así (no es de mi cuerda) la poesía de Elvira como lectora yo la entiendo diferente, para mí llega directa porque es cierta y en este libro está el amor con todas las vísceras, los demonios, las glorias y las miserias pintadas de la forma más bella. Creo que he leído unas cuantas veces este libro (lo considero casi un hijo) y nunca me ha llevado a estancias repulsivas, si que he reconocido el dolor, la ausencia pero siempre hay amor, ese que sólo los de verdad saben amar.

    Así que esta vez disiento de tu forma de verlo, aunque si que estoy contigo en la universalidad del libro.

    Ahhh y muchas gracias me alegra que te haya gustado la edición digital y en la que hemos puesto todo el cariño del mundo.

    besicossssss

    • Leonel Licea dice:

      Ante todo, gracias por tu comentario, querida charquitos, pero como te respondí por otras vías, no he dicho que el libro de Elvira sea falso o que mienta, he simplemente sugerido de no atribuir a la autora, no obstante todas las premisas que en el libro se leen, dolores que no sean los propios, los que siente cada lector cada día en la propia vida, en la propia cotidianidad, por un simple motivo, cuando un autor escribe un poema, en el mismo momento en que ese poema, ese libro, cae en las manos de un lector deja de ser del autor para convertirse en el libro del lector.
      No creo de haber disminuido el valor del libro de Elvira con este “consejo” que he dado a quien lo leerá, simplemente he dicho lo que yo, lector, independientemente de conocer los motivos de Elvira, he sentido leyendo su libro.
      Por otra parte, cada uno es libre de sugerir y de leer un libro como quiere o le parece.
      Una vez más, gracias por tu comentario.
      Besicos.
      Leo

  15. paloma dice:

    He leído varias veces tus apuntes sobre los libros que nos presentas, conozco dos de ellos y de ambos he expresado ya mi opinión, por lo tanto no tendría sentido alargarme más. Sólo un pequeño matiz: no concibo leer “Cuaderno del delirio” sin atribuirle la experiencia a la propia Elvira Daudet, si no lo hiciera, siguiendo tu recomendación, para mí dejaría de tener sentido este bellísimo poemario que rebosa autenticidad y en el que la poeta nos muestra su alma y su corazón absolutamente desnudos sin ningún amago de camuflaje.

    No obstante supongo que cada uno es libre de leerlo como le venga en gana.

    Besos, Leo.

    • Leonel Licea dice:

      Querida Paloma, en el mismo modo en que lo dije a Charquitos, y sobre todo a Elvira, no he dicho que el libro sea falso o que mienta, he simplemente sugerido de no atribuir a la autora, no obstante todas las premisas que en el libro se leen, dolores que no sean los propios, los que siente cada lector cada día en la propia vida, en la propia cotidianidad, por un simple motivo, cuando un autor escribe un poema, en el mismo momento en que ese poema, ese libro, cae en las manos de un lector deja de ser del autor para convertirse en el libro del lector.
      Como digo siempre, cada persona es libre de interpretar lo que quiere y de decir lo que siente.
      Gracias por tus palabras y gracias por leerme.
      Un beso.
      Leo

    • Qué fea la última oración.

      • paloma dice:

        Háztelo mirar. Debe ser grave, yo me preocuparía si viera fealdad en una frase coloquial que, además, encierra un mensaje de total libertad.

    • Leonel Licea dice:

      Querido Gino, querida Paloma, como norma en mi blog no cancelo ningún comentario, y no quiero llegar nunca a hacerlo, por ese motivo he publicado vuestros últimos comentarios, pero no quiero que esto lleve a una discusión entre ustedes. En este caso puedo decoros, conociendo a los dos, que los modos de decir entre nuestros dos países son distintos, y lo que a Gino – como a mi o a cualquier cubano que no esté en contacto directo con España – pueda parecer fea como frase depende sólo del modo de decir del lugar del que provenimos, así que, por favor, “borrón y cuenta nueva”, que he entendido la frase di Paloma sin ofensas y he entendido lo que dice Gino, como la reacción de cualquier persona que no esté habituada e los modos de decir de la península.
      Los abrazo a los dos, con todo mi afecto sincero y mi admiración.
      Leo

  16. d dice:

    Hola, Leo, cuánto tiempo y qué cambios… Antes, que yo recuerde, tus entradas eran sólo de poesía. Me gusta también esta otra faceta de comentador.
    Te dejo mi nuevo sitio. Besos.

    http://diariodeunafilosofaenparo.blogspot.com.es/

    • Leonel Licea dice:

      Muchas gracias por tu comentario, D. Prometo que pasaré por tu blog a penas el tiempo me de tregua.
      Abrazos sinceros.
      Leo