Fotografía de Gregory Crewdson

Reencuentro (Español)

Me preparo al encuentro con mis muertos
con la tranquilidad misma del agua,
sin concederles tregua a los fantasmas
que atraviesan mi sangre y enjuagan la tristeza
en la sombra de mis ojos.
Abusan con paciencia de mi calma,
arremeten las noches,
me consumen los huesos sabiéndome culpable,
despertando el tictac incorregible
que destruye mi sed en la garganta.

Me preparo al encuentro con mis muertos.
Les apunto el fusil cargado de renuncias
para enterrar por siempre todos mis holocaustos:
el astronauta que nunca llegó a tocar la luna,
el cazador perdido buscando dinosaurios,
el héroe de un país lejano en mis recuerdos.
No me sirven trofeos ni martirios,
no me sirve el impulso abarrotado
que en cada cicatriz del agua
diseña mi sudario.

Me preparo al encuentro con mis muertos
aquí, junto a mis huesos rotos,
en el chirrido audaz de comadritas*
que mecen mi intemperie.
Los condeno al patíbulo inerte del pasado
para llenar mi boca del aire que respiro
y perdonarme.

*en Cuba: Mecedora pequeña y sin brazos

Rincontro (Italiano)

Mi preparo all’ incontro coi miei morti
con la tranquillità propria dell’ acqua,
senza concedere tregua ai fantasmi
che mi attraversano il sangue e lavano la tristezza
nell’ ombra dei miei occhi.
Abusano con pazienza della calma,
affondano le notti,
mi consumano le ossa sapendomi colpevole,
risvegliando il tictac incorreggibile
che distrugge in gola la mia sete.

Mi preparo all’ incontro coi miei morti.
Punto loro il fucile carico di rinunce
per sotterrar per sempre gli olocausti miei:
l’ astronauta che mai riuscì a toccar la luna,
il cacciatore perso cercando dinosauri,
l’eroe di un paese lontano nei ricordi.
Non mi servono trofei né martiri,
non mi serve l’ impulso stipato
che ad ogni cicatrice d’acqua
disegna il mio sudario.

Mi preparo all’ incontro coi miei morti
qui, con le mie ossa rotte,
nell’ audace cigolio del dondolo
che mi culla l’ intemperie.
Li condanno al patibolo inerte del passato
per riempirmi la bocca coll’aria che respiro
e perdonarmi.

Safe Creative #1105319341536                                                

Anuncios

Acerca de Leonel Licea

Sueños y pesadillas de un apasionado de la vida convertidos en poesías. Sogni ed incubi di uno appassionato della vita, diventati poesie.

  1. Probablemente uno de los sentidos de nuestra vida es prepararnos para este reencuentro. Quizá la vida cobre nuevos sentidos.

    • Leonel Licea dice:

      Creo que siempre deberíamos encontrar el tiempo para encontrarnos a nosotros mismos, nuestros fracasos y nuestras decisiones justas o equivocadas, todo lo que fuimos ayer, es el único modo que conozco para enfrentar el día a día, lo que vendrá.
      Un abrazo, amigo mío y gracias por estar.
      Leo

  2. Tiene razón Amando. Quizás la vida sea solo un preámbulo, una preparación…

    Me encantó lo de las comadritas que mecen la intemperie.

    Muxus milla.

    • Leonel Licea dice:

      En este sentido sì, la vida nos prepara para el momento de vivir, querida Soco.
      Un abrazo enorme y gracias por tu aliento.
      Besos.
      Leo

  3. Es un reencuentro que todos, de alguna manera, esperamos. Mientras tanto, la vida…
    Me ha estremecido tu poema.
    Un inmenso abrazo.

  4. Carmela Rey dice:

    No creo que podamos encontrarnos nunca con ellos. Partieron no se a cual vacío dificil de definir. Hay que seguir para adelante querido Leo.
    Un abrazo

    • Leonel Licea dice:

      Con nuestro pasado podemos siempre Carmela, nuestros muertos son también nuestro pasado, y con el debemos poder para seguir como dices, adelante.
      Un abrazo enorme.
      Leo

  5. Creo que nadie está preparado realmente para ese momento, que con tanta sensibilidad y realidad a la vez nos has contado. De todas formas, ¡qué más da! No sé yo si es tan importante prepararse para un examen que de igual manera pasarás. Yo prefiero no pensar, lo que tenga que ser, será a mi pesar.

    • Leonel Licea dice:

      Muchas gracias por tu interpretación, Mercedes, los exámenes no terminan nunca, así me decía mi abuela, y muchas veces los más importantes los debemos enfrentar con nosotros mismos.
      Un abrazo fuerte y agradecido.
      Leo

  6. José María dice:

    Leo, empecé a redactar un comentario, y al final, me salió el poema que has leído en el muro del face; no sé si puedo decir algo más…
    Un abrazo.

  7. migli2007 dice:

    Quizá es eso lo que queremos, un reencuentro, pero no estoy segura si suceda; en tanto, hago un recuento de mis pérdidas y me quedo en paz al aceptarlas.
    Me dejas pensando, Poeta!
    Un abrazo inmenso.
    Maffi

    • Leonel Licea dice:

      No sé si lo queremos, pero encontrarnos es siempre necesario, aunque nos duela, es el único modo de aceptarnos, Maffi.
      Un besote y un abrazo.
      Leo

  8. Lucía Martín dice:

    Buena reflexión mirando dentro. Es un placer leer tu poesía.
    Saludos.

  9. Inés de la Caridad dice:

    A pesar de la melancolía del poema, el final se llena de aire, respirar y perdonar son sinónimos de vida. Bello, Leo. Me encantó.
    Abrazos y besos.

  10. me encantó!!
    sobre todo este parrafo
    “Abusan con paciencia de mi calma,
    arremeten las noches,
    me consumen los huesos sabiéndome culpable,
    despertando el tictac incorregible
    que destruye mi sed en la garganta.”

    todos nos reencontraremos ,los de ayer y los de mañana, sere,os una sola danza de energía cósmica, sin conciencia ni caducidad

    besitos y buena semana

    • Leonel Licea dice:

      Esa es la idea, Elisa, encontrarnos dentro y ser conscientes de nosotros mismos, de lo que somos.
      Un abrazo fuerte.
      Leo

  11. Alex dice:

    C’è bisogno di nuove conferme di quella felicità di una volta per far sparire gli spettri che vorrebbero aggirarsi nella notte buia dell’anima.
    Sprazzi di bagliore, di nuova e più vivida luce, sarebbero l’antidoto ai fantasmi… Molto commovente il tuo poema, Leo, emozioni che affiorano e bruciano l’anima.

    • Leonel Licea dice:

      Creo che con la tua interpretazione, caro Alex, abbia dato un senso a ciò che volevo dire con questo poema.
      Grazie per essere sempre presente.
      Un abbraccio.
      Leo

  12. Isolda dice:

    Vaya profundidad, querido Leo. Sin embargo, a mí me costaría hacer recuento de las pérdidas, prefiero soñar en las batallas que quedan por ganar. ‘Llenar mi boca del aire que respiro’, es más de lo que muchos sentirán nunca.
    Besos del aquí y ahora.

    • Leonel Licea dice:

      Hay veces en las que ese recuento se hace necesario, cuando dudas, cuando piensas que algo dentro de ti comienza temblar, entonces es necesario querida Isolda.
      Un abrazo muy fuerte.
      Leo

  13. eloy dice:

    Un poema muy tuyo, apasionado y profundo, buscando respuestas a lo que no tiene. Estremecedores y tremendamente buenos los tres versos finales.
    Un placer, Leo, visitar tus palabras.

    • Leonel Licea dice:

      Hay cosas que no tienen respuesta, en eso tienes razón, Eloy, otras la respuesta está en la misma pregunta, en lo que buscamos.
      Gracias por pasar.
      Un abrazo.
      Leo

  14. Ana María García dice:

    No creo que el sujeto de tu poema se esté preparando a la muerte, más bien, veo una búsqueda en el pasado, entre las cosas pendientes, los sueños sin cumplir, para reencontrar el camino. Quien sabe perdonar casi siempre se encuentra, Leo. Hermoso y profundo poema.
    Besos que te sepan a café.

    • Leonel Licea dice:

      Y crees bien, querida Ana Marìa, porque has centrado lo que estaba buscando o intentando decir, aunque como sabes, cada lectura, cada lector, tiene razón en lo que ve o siente.
      Gracias por estar.
      Un abrazo muy fuerte.
      Leo

  15. Flamenco Rojo dice:

    No creo que esté preparado para ese encuentro que nos anuncias…pero cuando llegue el momento, me gustaría estarlo como dices.

    Un abrazo.

    • Leonel Licea dice:

      No creo que alguien esté preparado al encuentro que entiendes, pero en ese momento creo que todos un poco improvisamos, jejeje, pero al momento que entiendo, creo que estemos todos preparadìsimos, porque cuando lo buscamos es porque lo necesitamos.
      Un abrazo fuerte, Flamenco.
      Leo

  16. Albina dice:

    Muy hondo me llegas, Leo, una reflexión tan honda que pensé en mi vida, lloré, reí y respiré llenándome la boca. Precioso, Leo, precioso.
    Besos desde tu tierra, y gracias por la voz. 😉

    • Leonel Licea dice:

      Muchas gracias, querida Alba, creo que exageras con todo eso que dices que te he provocado con mis versos, creo que simplemente has hecho lo necesario para seguir viviendo, y eso nada tiene que ver con lo que escribo.
      Besos para ti.
      Leo

  17. Amigo dice:

    Mi hermano, creo que tendrías muy poco que perdonarte. A todos nos quedaron cosas por hacer entre las que soñabamos, no fuimos astronautas pero si cerramos los ojos, aún tocamos la luna y todos los planetas, no encontramos dinosaurios, pero vivimos en una jungla moderna mucho más peligrosa, y los héroes… ¿quién sabe mañana? Pero si los muertos son las decepciones, entonces enterrémoslos en el pasado, porque hoy sirve respirar. Me encanta el poema, Leo.
    Cuida tus huesos rotos, mi hermano, que nos sirve tu poesía.
    Un abrazo fuerte.

    • Leonel Licea dice:

      Gracias por todo eso que me dices, mi hermano, me encanta que desnudes el alma de los versos como has hecho.
      Un abrazo fuerte.
      Leo

  18. Gino dice:

    Amigo mío, hay quien anda por el mundo erecto, con los huesos sanos y nunca tuvo muertos que desterrar, ni fantasmas lavadores de tristezas, pena por ellos, me quedo acá, que es donde se hace poesía de la buena esa que no va con los que creen que el mundo es hasta donde alcanza su vista.
    Gran poema.
    Gino.

    • Leonel Licea dice:

      Gracias por estar, Gino, tu presencia se siente, mi hermano, sobre todo cuando las dudas cierran el horizonte.
      Un abrazo fuerte.
      Leo

  19. Jesús de Dios Martínez dice:

    ¿Qué nos queda, Leo, si no andar y desandar continuamente los caminos que tenemos delante? ¿Qué nos queda sino llenarnos la boca y los pulmones de aire y perdonarnos y perdonar? ¿Quiénes somos para no hacerlo?
    Repetiré lo que te han dicho, estremecedor poema que profundiza en la existencia y nos hace pensar.
    Abrazo.

    • Leonel Licea dice:

      Muchas gracias a ti también Jesùs, cierto que no queda que seguir el camino, ir hacia adelante.
      Un abrazo fuerte.
      Leo

  20. Andújar Hernández dice:

    Poema redondo y pragmático, una mirada profunda entre tiempo y recuerdos, lleno de sensibilidad con imágenes muy bellas, la tercera estrofa es un ejemplo. El final es magnífico.

  21. Ileana dice:

    Esta noche no he podido dormir, he pasado un buen rato en tu blog, leyendo tus poemas más antiguos y meditando, querido Leo, tu poesía es bella e intensa, un pedazo de vida. Para quien ve el final que se acerca, como yo, tu poema es una justa reflexión que hace mirar de cerca todo el camino recorrido.
    Besos cargados de afecto.

    • Leonel Licea dice:

      Muchas gracias por regalar a mi blog tus noches insomnes y tu tiempo, querida Ileana. Un abrazo muy fuerte y un beso.
      Leo

  22. charcos dice:

    hoy me han gustado las tres cosas y cómo son pura simbiosis (poema, foto y música)

    nos tiramos media vida construyendo sueños y la que queda intentando enterrarlos en la realidad que no es ni tan buena ni tan mala.

    disfrutar del momento quizás la mejor sabiduría que todos debemos aprender cada minuto cada segundo

    Besicossss

    • Leonel Licea dice:

      Y a mi me ha encantado que te hayan gustado, Charquitos, sin dudas la filosofìa del “Carpediem” es la mejor vìa -desde mi punto de vista – para ir adelante.
      Un abrazo y mil besicos.
      Leo

  23. ivana dice:

    Come sempre le tue riflessioni sono molto profonde e fanno riflettere, riuscendo a tirar fuori la tristezza e la malinconia che ogni essere umano tiene nascoste nel profondo dell’anima……Un abbraccio

    • Leonel Licea dice:

      Infinite grazie, carissima Ivana, molte volte la nostalgia dipende di ciò che ci circonda, ed allora partono le riflessioni che vi aiutano a trovare la via per uscire di quel momento.
      Un abbraccio.
      Leo

  24. Luisa Martha dice:

    Cada imagen va más allá de lo que escribes, Leo, tu poema nos pone delante ilusiones y desilusiones, soñadas y vividas, mostrándonos que lo importante es continuar a soñar y a vivir, siempre.
    Besos para ti.

    • Leonel Licea dice:

      Si este mensaje te llega en este modo, entonces me puedo sentir satisfecho, querida Luisa Martha.
      Un abrazo y mil besos.
      Leo

  25. virgi dice:

    El horizonte está esperándonos, aunque no sepamos cómo llegar. Un fuerte abrazo

  26. Henry dice:

    El pasado no puede condicionar el futuro, Leo, no debemos permitir que lo haga, si algo debemos perdonarnos, hagámoslo, y sigamos viviendo.
    Un abrazo, mi hermano, y gracias.

    • Leonel Licea dice:

      Cierto que no lo puede condicionar, pero seguramente nos muestra quienes somos o quienes hemos sido, para no perdernos.
      Gracias por estar, Henry.
      Un abrazo.
      Leo

  27. Laura Caro dice:

    Se puede interpretar, querido Leo, como un reencuentro con los muertos literal o como un reencuentro con la carga que llevamos encima, los muertos que arrastramos incapaces de decidir olvidar.
    Me hizo pensar tu poema.
    Un abrazo…y mil gracias.

    • Leonel Licea dice:

      Si te he hecho pensar, querida Laura, entonces puedo sentir que el poema no ha sido inútil. Después está a quien lo lee escoger la propia interpretación. Gracias por estar.
      un beso.
      Leo

  28. Marina dice:

    ¡Hola Leo! A mí me parece más una metáfora… esto de, me preparo al encuentro con mis muertos… Creo que son muertos vivientes y fantasmas que atraviesan tu sangre y la de todos…
    Y también enjugan la tristeza en la sombra de los ojos…
    Me parece un grito desesperado por tantos mal hechores, esos que no siembra precisamente, ilusiones de futuro, ni sus manos expanden semillas, ni abonan la tierra, ni respaldan las espigas, ni reparten las ganancias, ni evitan las ruinas, ni dan al que no tiene, nada.
    Si, me parece un grito de alarma, igual que el mío que llevo aquí dentro del alma.
    ¡Y no me extraña, que tus huesos se consuman, sin ser culpable de nada! Despertando el tictac que destruye la sed en tu garganta.
    Nos encontraremos con los muertos, con esa tranquilidad del agua. A estos no hay que temerles, no hacen daño a nadie.
    Pero si, a los muertos vivientes, esos podridos fantasmas. ¡Esto es lo que yo pienso!

    Perdona Leo, me enrollo demasiado. Un abrazo. Se feliz.

    • Leonel Licea dice:

      Toda poesía contiene una metafora, querida Marina, y si te ha hecho pensar y te ha provocado todas estas reflexiones, no puedo que sentirme satisfecho.
      Gracias por regalarme tu tiempo y ni en bromas pidas disculpas, que aquí no hay nada que perdonar, al contrario, me encanta que quien lee exponga su punto de vista.
      Un abrazo muy fuerte.
      Leo

  29. mariluzgh dice:

    Querido amigo, tus versos me sirven para reflexionar yo también y calmar mi mente frente al inevitable momento de encontrarme con mis muertos… no le tengo miedo pero tampoco lo busco.

    Siempre me voy de tu casa llena de sensaciones, gracias 🙂

    un abrazo (o dos)

    • Leonel Licea dice:

      Gracias por reflexionar con mis versos querida Mariluz, y por esas sensaciones que me dices sentir, me honra que así sea.
      Besos para ti, todos los que quieras.
      Leo

  30. Angélica dice:

    Creo que si todos nos perdonáramos un poco más los unos a los otros, y también a nosotros mismos, la vida sería un más llevadera y menos llena de rencores. Tenemos demasiados muertos perdidos por orgullo, tenemos demasiada rabia acumulada por las cosas que no pudimos alcanzar, la cosa mejor será, enfrentarlas y perdonarlas, como dices tan bien en tus versos.
    Pocas veces, leyendo poesías, he sentido lo que siento leyéndote, Leo, tus poemas son cada día más profundos, cada día dan más puntos de lecturas a quienes te leemos, los comentarios que te dejan son un ejemplo, no hay banalidades, y si te elogian es porque lo mereces, no tengas dudas de ello,
    aunque te queramos, los elogios son merecidos.
    Un abrazo de los cuatro.

    • Leonel Licea dice:

      Como no estar de acuerdo con tu reflexión, querida Angélica, creo que saber perdonar es una de las cosas más bellas que podemos hacer los seres humanos.
      Gracias por esas lindas palabras que me dejas. Gracias por apreciar tanto lo que escribo.
      Un abrazo para ti y para los bebitos.
      Leo

  31. Ernesto dice:

    Angélica tiene razón Leo, tu poesía es una invitación a despertar la mente y a pensar en las cosas que de verdad valen la pena de la vida.
    Para mí que de poesía había leído muy poca antes de encontrarte ha sido determinante conocer tus versos, y no porque lea sólo a ti, es que gracias a tus consejos he descubierto poetas cubanos que no conocía, para no hablar de los españoles, y me he adentrado en un mundo que antes no valoraba. No dejes de escribir.
    Un abrazo.

    • Leonel Licea dice:

      Y como a Angélica, te agradezco, amigo mío, por todo el afecto que me regalas con los comentarios que me dejas.
      Gracias por estar.
      Un abrazo fuerte.
      Leo

  32. Delia dice:

    Un placer leerte, Leo.
    Un beso.

  33. La Solateras dice:

    Gracias por tu visita a mi blog, Leonel.

    Precioso poema lleno de evocaciones.

    Seguiré viniendo por aqui.

    Un abrazo