Casi sin palabras. (Español)

Faltaban solo tres días al último examen del primer semestre del tercer año. En aquellos días finales nos encontrábamos  al menos un par de horas, para analizar juntos todos los detalles de aquel proyecto y las dificultades que habíamos enfrentado para concluirlo, en modo de llegar preparados.

Nos sentábamos alrededor de cuatro mesas unidas, llenas de rótulos y papeles abiertos a mitad, donde se veían los diseños  que nos habían robado mitad del sueño de los últimos tres meses. La discusión de aquel proyecto significaba, prácticamente, tener las puertas abiertas al tema que llevaríamos, dos años después, a la tesis.

Recuerdo que Dayamís y Eddy discutían , como siempre, sin un motivo valido, Susana y Valentina verificaban los cálculos por la enésima vez, mientras Nathalie y yo controlábamos que los diseños fueran correctos.

Concentrado como estaba no me percaté que Nathalie seguía con curiosidad cada uno de mis movimientos. Fue así por varios minutos hasta que, alzando los ojos para relajar la vista, cruce su mirada. En aquel momento sentí dentro de mí que algo la hacía feliz y al mismo tiempo la preocupaba, tanto, que daba la impresión de no interesarse a lo que estábamos haciendo, cosa esta que resultaba muy extraña. En los últimos meses se había cargado todo el peso de la parte de diseño de nuestro proyecto y verla allí, casi ensimismada, me parecía imposible.

Abandoné los rótulos sobre la mesa, me acerque sonriendo y le dije:  – ¿Quieres contagiarme con la preocupación que te sale de cada poro? – Y sin darle tiempo a respuestas, la acerque a mi abrazándola y la besé sobre la frente.

Ella me miró a los ojos, sonrío, me tomó la mano y la apoyó sobre su vientre con un gesto tierno, sin decir una palabra, sólo su mirada fija en la mía, y un ligero movimiento afirmativo de su sien, casi imperceptible.

Tomé sus mejillas entre las manos temblorosas y, con lágrimas emocionadas de felicidad que me inundaban el rostro,la besé.

Quasi senza parole. (Italiano)

Mancavano solo tre giorni all’ultimo esame del primo semestre del terzo anno. In quelle giornate finali c’ incontravamo, almeno un paio d’ore, per analizzare insieme tutti i dettagli di quel progetto e le difficoltà che avevamo affrontato per concluderlo, in modo d’ arrivare preparati.

Sedevamo intorno a quattro tavoli messi insieme, pieni di rotoli di carta aperti a metà dove si vedevano i disegni che ci avevano rubato buona parte del sonno negli ultimi tre mesi. La discussione di quel progetto significava praticamente avere le porte aperte al tema che avremmo portato, due anni dopo, alla tesi di laurea.

Ricordo che Dayamís ed Eddy discutevano, come al solito, senza un motivo valido, Susanna e Valentina verificavano i calcoli per l’ennesima volta, mentre Natalie ed io controllavamo che i disegni fossero corretti.

Concentrato com’ ero non m’ accorsi che Natalie seguiva con curiosità ogni mio movimento. Così fu per svariati minuti, finché, alzando gli occhi per rilassare la vista, incrociai il suo sguardo. In quel momento sentii dentro di me che qualcosa la rendeva felice ed allo stesso tempo preoccupata, tanto che , dava l’impressione di non interessarsi a ciò che stavamo facendo, cosa che mi risultò molto strana. Negli ultimi mesi  aveva portato tutto il peso della parte di disegno del nostro progetto, e vederla lì, chiusa in sé stessa , mi sembrava impossibile.

Abbandonai i rotoli sopra il tavolo, mi avvicinai sorridendo e dissi:  – Vuoi contagiarmi della preoccupazione che ti esce da ogni poro? E, senza darle tempo di rispondere l’avvicinai a me  abbracciandola e la baciai sulla fronte.

Lei mi guardò negli occhi, sorrise, mi prese la mano e l’appoggiò sul suo ventre con un gesto tenero, senza dire una parola; solo il suo sguardo fisso nel mio, ed un leggero gesto affermativo con il capo, quasi impercettibile. Presi le sue guance tra le mani tremanti e, con lacrime emozionate di felicità che m’ inondavano il viso, la baciai.

Safe Creative #1007026719816

Anuncios

Acerca de Leonel Licea

Sueños y pesadillas de un apasionado de la vida convertidos en poesías. Sogni ed incubi di uno appassionato della vita, diventati poesie.

  1. Leo!!!! cómo consigues emocionarme? es que no lo entiendo, estoy recién levantada, con más sueño del normal, aún en pijama…………. paso por tu casa te leo y zas!!! me despierto con la lágrima asomando

    Besicos muchos para ti

  2. Pues, como Luisa, opino que consigues que la emoción asome a nuestra mirada. Relatas de un modo tan delicado ese instante tan sublime dentro de una escena tan anodina, tan cotidiana…
    Y son precisametne esos instantes (apenas gestos insinuados) los que se convierten en cimientos inamovibles de nuestra existencia que, por lo demás, se llena de tiempos anodinos, cotidianos, previsibles…
    Magnífico.

    • egomanías dice:

      Dicho por ti, que relatos y prosas maravillosas has escrito tantos, me haces ruborizar .
      Gracias por todos estos cumplidos, amigo Amando. Un abrazo.
      Leo

  3. Claudia dice:

    Una emoción de principio a fin, que bien has narrado ese momento. Leo. Besos conmovidos.

  4. Alex dice:

    Il tuo racconto è molto bello e sentito, riesci a trasmettere tanta emozione e tenerezza.
    Un abbraccio.

  5. migli2007 dice:

    Cada palabra, punto o coma de este magnifico relato transmite la emoción del momento, estupendamente logrado.
    Emoción pura y ternura infinita, ternura que envuelve el alma-
    Un abrazo inmenso.

  6. Ya te lo había leido, pero merece la pena releerlo una y otra vez. Tiernísimo.
    Y tan tuyo…

    Muxussss

    • egomanías dice:

      Saber que te hace placer releer lo que he escrito querida amiga, me honra y hace mucha ilusión.
      Te mando un fuerte abrazo y un beso.
      Leo

  7. que buen relato Leonel
    Felicitaciones, y eso demuestra tu versatilidad como escritor
    mucha sgracia spor compartirnos la ternura que te nace y la belleza de tu verbo

    besitos de luz
    buen fin de semana!!

    • egomanías dice:

      Gracias Elisa, la prosa me resulta difícil, pero a veces la intento, si os ha llegado el mensaje y os gusta, puedo solamente sentirme honrado.
      Besos para ti.
      Leo

  8. Silvia dice:

    Es una historia de amor muy linda que cuando la leo me acuerdo que existe el amor y que algún día lo tendré como lo quiero. Gracias, Leo.
    Besitos para ti.

  9. Carmela Rey dice:

    !Felicidades querido Leo! Me ha tocado la fibra sensible, jeje. Me ha emocionado.
    Un abrazo y buen fin de semana.

  10. Luisa Martha dice:

    ¡Cuánto sentimiento transmites con tu cuento, Leo! Esta vez debo repetir lo que te han dicho todos, me voy conmovida y emocionada. Gracias y muchos besos.

  11. Lala dice:

    Leo tu blog desde hace meses, nunca te he escrito pero, aunque prefiero la poesia, este cuento me ha gustado mucho. Es algo lindo y maravilloso poder expresar en los cuentos las emociones y todo tipo de sentimientos como has hecho con este.
    Saludos.
    Lala.

    • egomanías dice:

      Bienvenida, Lala, me hace feliz saber que me lees aunque no hayas comentado antes, gracias dobles por haberlo hecho.
      Un beso para ti.
      Leo

  12. Ana María García dice:

    Creo que estoy entre los afortunados que habían leído esta historia; como dice María Socorro, merece la pena releerlo, desborda ternura. Besos para ti, querido, que estés bien.

  13. Isolda dice:

    ¡Qué momento tan mágico encierran tus palabras!
    Todos mis besos en prosa para ti.

  14. Marina dice:

    ¡Hola! Ay Leonel que relato tan hermoso y tierno, son instantes de silencios y hasta miedos… que acumulan dulces palabras. ¡Que extraño! Si parece el cuadro que yo he vivido cuando tenía 18 primaveras.
    Excelente. Un abrazo y se feliz.

    • egomanías dice:

      Querida Marina, gracias por tus palabras, eres tan amable y tan buena, que te deseo toda la felicidad del mundo a también.
      Besos miles, Leo

  15. Marina dice:

    Te dejo así un sencillito obsequio, deseando que te guste.

    Ay pocas cosas
    tan ensordecedoras
    como en silencio.

    Cuanta alegría
    porque hoy tu amada
    sueña de día.

    Son pasajeros
    de una misma barca,
    amor y celos.

    Un besico. Marina.

    • egomanías dice:

      Y gracias de nuevo , Marina por estos sentidos y sinceros versos que me regalas, eres un encanto.
      Besos para ti y toda la felicidad del mundo.
      Leo

  16. Inés de la Caridad dice:

    Dejas alma y sensibilidad en este cuento, no me canso de leerlo. ¡Qué derroche de ternura!.
    Besos para ti.

  17. Albina dice:

    No conocía el cuento, pero te conozco: me has tocado el alma. Sólo tu fuerza interior es capaz de regalarnos tanta sensibilidad.
    Un abrazo fuerte.

  18. Andújar Hernández dice:

    El cuento en sí, me agrada. Está logrado. Tiene una atmósfera convincente y sobria, pero sobre todo, tu cuento transmite emociones, este es el mérito principal.
    Saludos.

  19. Amigo dice:

    Subscribo por entero el comentario de Albina, te abrazo hoy más fuerte que nunca, mi hermano.
    Saludos para todos tus amigos.

  20. Jesús de Dios Martínez dice:

    Que puedo decirte que no te hayan dicho, Leo, me has hecho vivir el momento que cuentas y he sentido la emoción como si fuera yo el protagonista.
    Enhorabuena. Un abrazo.

  21. Ileana dice:

    Me han encantado la ternura y el amor que crecen en tu cuento. Es muy tuyo como te han dicho.
    Besos para ti.

  22. Llego tarde, Leo, pero llego… ¿Qué decirte? Tengo empañados los ojos y mi conciencia por ti se rebela y grita. Te abrazo, fuertemente.

    • egomanías dice:

      No importa cuando se llega amigo mío, importa el afecto que aunque no estés se siente.
      Gracias por todo.
      UN abrazo.
      Leo.

  23. Ernesto65 dice:

    Oye muchacho, te la comiste, me he sentido retratado y me he emocionado. Lindísimo este cuento. Felicidades.

  24. Angélica dice:

    Delicioso canto de amor, Leo, lo cuentas con una delicadeza que parece de cristal. Tienes un modo de decir las cosas que es imposible no emocionarse.
    Un abrazo, amigo nuestro.

  25. mayde dice:

    Está precioso Leo, he tenido la sensación de haberlo leído en algún momento. Tiene un ritmo muy bueno y una ternura indescriptible dentro.
    felicidades, querido Leo
    Qué pases un lindo domingo
    besos

    • egomanías dice:

      Creo que sì, que lo habías leído, me parece que te lo había hecho leer, pero ahora no recuerdo exactamente. Me alegra que te haya gustado.
      Un abrazo y un beso.
      Leo

  26. Maria dice:

    Hola, amigo:

    Un relato verdaderamente tierno y emotivo, me ha gustado mucho, y es que veo, que no sólo escribes versos sensibles, sino también, bellos relatos que llegan a emocionar desde el corazón, me gusta mucho como escribes porque transmites mucha sensibilidad.

    Gracias, por compartir tanta belleza de emociones.

    Un beso y feliz domingo.

    • egomanías dice:

      Gracias querida María, me alegra que te guste lo que escribo,y que te emociones, es un honor saber que esto sucede.
      Besos agradecidos para ti.
      Leo