Antojo de café (Español)

Corría el mes febrero del mil novecientos cincuenta y cuatro. Era uno de esos días fríos  que pocas veces se sienten en Cuba.
Mi abuela, embarazada, reposaba en su casa en medio de la campiña, lejos de todo lo que podía parecer civilización, esperaba que, de un momento al otro naciera la primogénita.
Vivían en un pequeño pueblecito, donde dos días  de lluvia impedían al médico de venir; las carreteras no existían y entre los charcos – que parecían ríos – era imposible pasar.
En conclusiones, de un parte  mi abuela con los primeros dolores, su comadre que no había llegado y, como el doctor, no llegaría en tiempo; de la otra mi abuelo, nervioso y tembloroso por culpa del frío, bebía de su botella de aguardiente tratando de entrar en calor y mi abuela que le repetía de no beber más porque el momento estaba llegando y tenía que estar sobrio.
En este ajetreo, mientras se alzaba el viento, mi abuelo decidió de prepararse un café; se levanto de la silla y fue a la cocina en el mismo momento en que mi abuela le decía: – ya que haces el café, pon a calentar un poco más de agua, creo que…- mientras mi abuelo continuó su camino sin percatarse  de nada, mi abuela comenzaba a sentir algo tibio que recorría sus muslos.
Un grito mudo partió de su garganta, ensordecedor pensó ella, sin embargo la voz no salió, era demasiado fuerte el dolor. Sin lograr alzarse  recordó las pocas cosas que le había aconsejado su comadre. Pensaba que los minutos se habían detenido, mientras trataba de empujar con todas sus fuerzas.
Contaba mi abuela que sólo Dios sabía como había logrado dar a luz una niña robusta que, apenas sintió el frío externo, comenzó a chillar con frenesí llamando la atención de  mi abuelo que corrió a ella y, entre lágrimas de emoción y preocupado por haberla dejado sola, susurró mirando su niñita:
-» Un café no más,  quería sólo un café».


Voglia di caffè (Italiano)

Correva  febbraio del millenovecentocinquantaquattro. Era uno di quei giorni freddi che rare volte si sentono a Cuba.
La nonna, gravida, riposava nella sua casa in mezzo alla campagna, lontana da tutto ciò che potesse sembrare civiltà, sperava che, da un momento all’altro nascesse la  primogenita.
Vivevano in quel piccolo paesino, dove, due soli giorni di pioggia impedivano al medico di uscire  perché le strade non esistevano più,  ed in mezzo alle pozzanghere che sembravano fiumi, era impossibile transitare.
In conclusione: da una parte, Nonna con le prime doglie, la comare che non arrivava e forse non sarebbe arrivata in tempo, come non sarebbe arrivato neppure il dottore; dall’altra, Nonno, nervoso e tremolante per il freddo che beveva a più riprese dalla sua bottiglia di “acqua ardente” cercando di riscaldarsi e la nonna che lo incitava a smettere di bere perché il momento si avvicinava ed avrebbe dovuto  rimanere sobrio.
Tra questi trambusti, mentre si alzava pure il vento, mio nonno disse:» Ho voglia di un caffè» e, così dicendo, si alzò dalla sedia per incamminarsi verso la cucina e prepararsi l’acqua.
» Visto che  ti prepari il caffè, prepara un altro po’ d’acqua calda, credo che servirà a breve» – gli gridò dietro la nonna –  Il nonno ciabattò verso la cucina mentre la puerpera non riuscì a finire la frase.
Sentì qualcosa di tiepido che scorreva giù, lungo le cosce. Un grido muto partì dalla sua gola, assordante – pensò lei -; invece la voce le si strozzò in gola, troppo forte il dolore. Non riuscendo ad alzarsi  ricordò le poche cose che la sua comare le aveva consigliato. Pensò che il tempo si fosse fermato, mentre spinse con tutte le sue forze.
Raccontava Nonna che solo Dio sa come, riuscì a dare alla luce una bimba robusta che, non appena sentì quel freddo esterno cominciò a strillare, con frenesia,  richiamando l’attenzione del nonno che, correndo si precipitò dalla nonna, dalla figlia e, tra lacrime di emozione e paura per averle lasciate sole, sussurrò osservando la sua creatura:
– » Un caffè e niente più, volevo solo un caffè «.


Safe Creative #1009087280281

Anuncio publicitario

Acerca de Leonel Licea

Sueños y pesadillas de un apasionado de la vida convertidos en poesías. Sogni ed incubi di uno appassionato della vita, diventati poesie.

  1. Isolda dice:

    ¡Que tierno relato! Un café es siempre opotuno, pero en esa ocasión… Tu abuela hizo bien su trabajo. Como todas las madres. ¿La foto corresponde a su casa?
    Como hoy has escrito en prosa, aprovecho para decirte que manejas mejor el italiano que el español y eso muchacho…no puede ser. Un cubano que ha de volver a su tierra, no debe olvidar su lengua. así que me permito señalarte algunas palabras incorrectas.
    Civilidad es civilización; Los primos dolores, aunque se admitiría, son los primeros, El grito asordante, dejémoslo en sordo o mejor en mudo y a la primogénita no se la tira, se le da a luz, se pare o se expulsa. Es un aliciente para mí y tiene mucho mérito por tu parte, escribir en los dos idiomas. Ya te dije, apesar de que hoy te corrija, que me encantan las mezclas
    Muchos besos que no entienden de letras, sino de cariño,

    • egomanías dice:

      Ante todo te agradezco muchísimo por señalarme los errores de traducción que cometí, especifico de traducción porque este relato lo escribí primero en italiano. Te explico, cuando comienzo a escribir no sé en que idioma lo haré, me pongo a escribir y hasta que no termino no me doy cuenta en que idioma lo he hecho, segundo paso, comienzo a corregir lo que escribí en el idioma en el que salió, cuando queda como me gusta, selecciono todo el texto y lo pego en una nueva página de word y comienzo la traducción, así sucede que, como en este caso, se me queden palabras que, habituado a utilizarlas todos lo días, me parecen mías, y esto me sucede también en italiano, a veces se me quedan palabras en español cuando hago la traducción, por suerte, una amiga controla todos los escritos y me manda un correo con las correcciones en italiano.
      En español, a veces me doy cuenta, mientras lo leo en alta voz, y otras, como esta vez, no me doy cuenta, por esto agradezco cuando me lo señalan.
      Nuevamente gracias por tu afecto y por señalarme mis «horrores».
      Un abrazo.
      Leo

      PS. la foto no es de la casa de mi abuela, pero escogí esta entre las que encontré en internet, porque se parece muchísimo.

      • Isolda dice:

        Como dice Zúñiga, bastante lata te hemos dado ya. No hace falta que nos jures que fue escrito primero en italiano y después traducido. En todo caso nunca son «horrores»
        El bolero de hoy como todos los boleros, precioso. Un beso y no respondas, que mereces má tiempo para ti.

        • egomanías dice:

          Querida Isolda, el tiempo es una de esas cosas que no me faltan, a veces siento que me sobra, demasiado, y no pienses de ser una lata, al contrario, agradezco siempre la sinceridad.
          Un abrazo.
          Leo

  2. migli2007 dice:

    Excelente relato, me has llevado de la mano..y…y…y…y… casi a sentir junto a tu querida abuela la venida de su primogénita. Encantador el final, casi me puedo imaginar a tu abuelo, en medio a la emoción, tratando de explicar el pequeño abandono!!
    Genial, me ha gustado mucho.
    Un besote grande, acompañado de un buen café.

    • egomanías dice:

      Maffi, amiga querida, eres siempre un ángel, mi ángel de la guardia. gracias por el correo, te respondí, pero me lo acabé de encontrar de regreso y sin recapitar al destinatario, no sé que sucede con el tuyo o con el mio correo, de todas formas ya falta poco para que cambien la hora y recomenzarán nuestras tertulias. Un fuerte abrazo.
      Leo
      😉

      • migli2007 dice:

        Amigo querido y poeta nuestro, el correo lo he controlado con Stoccolma, Italia y Barcelona, todo funciona bien, las pruebas han estado satisfactorias y en mi empresa han hecho pruebas hoy, y todo está ok. Recuerda que están las otras direcciones que funcionan bien, incluso in Sede. También está el recurso de las palomas mensajeras….es más romántico!! ah…..y no olvidar las señales de humo (estoy bromeando, lo sabes, verdad??) No importa si el correo no funciona. Una vez escuché decir a un amigo: «los amigos son como el sol, está siempre aunque esté nublado» era algo así, más o menos…….tengo memoria de pollo.
        Un abrazo inmenso. Maffi

        • egomanías dice:

          Gracias querida amiga, cierto que sé que estas bromeando , prometo que controlare yo tambien que cosa me està sucediendo con gmail , que solo contigo me hace estos caprichos.
          Te mando un fuerte abrazo. Leo

  3. Ernesto65 dice:

    Oyeeeee, menos mal que los tiempos cambiaron, porque si me dicen que me pasará una cosa así, ahora mismo me da infarto. Buenísimo el final y muy tierno.
    Angélica se está riendo de lo lindo, me ha hecho imitar a tu abuelo cuando dice “un café no más…” dice que merezco el oscar jeje.
    Simpático tu cuento.
    Gracias por estos momentos y un abrazo.

    • egomanías dice:

      No sé si Angélica te darà el oscar por el mejor actor, pero yo te doy el oscar por la simpatía, me haces reír siempre y te lo agradezco con el corazón en mano.
      Un abrazo para cuatro.
      Leo

  4. Jesús de Dios Martínez dice:

    Leo, me gusta el modo sencillo con el que nos cuentas esta tierna historia. Por el modo en que narras los acontecimientos, parece una historia real.
    Enhorabuena.

    • egomanías dice:

      Gracias Jesús, es una historia real, cuando sueno mi abuela, y me viene los recuerdos de sus historias y anécdotas de su vida, no puedo evitar de escribirlas.
      Un abrazo.
      Leo

  5. Ileana dice:

    Creo que la espontaneidad en un relato sea fundamental, y en el tuyo, ese modo natural y espontáneo de contar se siente y emociona.
    Muy bien el final, logras romper con la tensión del parto regalándonos una sonrisa llena de ternura.
    Me ha gustado mucho.
    Besos.

  6. Jose Zuniga dice:

    Tierno relato, casi crónica a un tiempo.
    Ya veo que has corregido conforme a las sugerencias de Isolda. Lo «tirar» me ha heho gracia, porque existen unas cuantas acepciones en el DRAE referidas a modismos cubanos, pero ninguna es «parir». Y, ya puestos, ese «en medio a los charcos » suena raro, supongo que querrá decir «por el medio de los charcos» o «entre los charcos» o, mejor, simplemente, «por los charcos».
    Vaya día te estamos dando, chaval.
    Abrazo

    • egomanías dice:

      Amigo José:
      En realidad el tirar no era solo, la frase completa era «tirar fuera», en la zona oriental de Cuba se usa decir » tirar pa’ fuera el bejigo «, » que espera ese bejigo pa’ salir de ahí?, «cuando vas a tirar pa’ fuera ese muchacho», son modos de decir muy populares en mi zona. Sobre el uso de «en medio a» no es la primera vez que me lo dicen y me lo dices, espero de habituarme a no utilizarla, pero la tengo muy arraigada es una frase que se utiliza erróneamente siempre en mi zona y no una «italianizaciòn» del idioma español.
      No te preocupes por la lata, que para mi no lo es, es siempre un placer compartir con ustedes, y no me disturba absolutamente corregir donde me equivoco.
      Un fuerte abrazo.
      Leo

  7. Alex dice:

    Molto tenero il tuo racconto, si sente un legame molto più stretto tra chi lo scrive ed i suoi protagonisti rispetto ad altri racconti tuoi che ho letto.
    Ancora una volta ti faccio i complimenti.
    Un abbraccio.

    • egomanías dice:

      Grazia Alex, mi fa piacere che tu senta questo legame, perché è una storia reale, , come ho detto a Jesùs in spagnolo, quando sogno con la nonna non posso evitare di raccontare la sua storia ed i suoi aneddoti.
      Un forte abbraccio per te e per Carina.
      Leo

  8. Claudia dice:

    Dejando aparte los tecnicismos del idioma, me parece correcto que te los señalen y que tu los corrijas, yo prefiero concentrarme en la parte humana, con el alma de lo que escribes, las emociones que trasmites con tus cuentos y poemas, esa parte de ti que nos regala el calor que caracteriza tu gente y no el frío de la perfección.
    Un abrazo, querido amigo, con la misma ternura que nace de tus letras.

    • egomanías dice:

      Querida Claudia, en el mismo modo aprecio como tú y otros amigos acogéis mis escritos, aprecio que me corrijan los errores cuando son tales. Me alegra que tú sientas esa emoción que me haces presente con tus palabras, pero me gusta que lo que escribo lo entiendan todos, y si puede resultar difícil de entender o completamente errado, como las palabras que había utilizado, no me crea problemas cambiarlas. Este es el único modo que tengo en estos momentos para no continuar a olvidarme de mi idioma, y espero que tú y otros amigos, cuando se den cuenta de estos errores me lo hagáis presente.
      Te mando un fuerte abrazo y muchos, muchos besos.
      Leo

  9. Marina dice:

    Pero que entrada más bella! Que valiente tuvo que haber sido tu abuela, por esos años… parían sus hijos así solas… muchas mujeres. Muy bien contado el relato y el final, eso de… s-i solo quería un café. Me encanta. ¿Felicidades- igual fue tu madre aquella recién nacida? Un beso y se feliz.

    • egomanías dice:

      23 de febrero del 1954 nació una niña que llamaron Ada, mi madre, has encontrado la protagonista . Gracias querida Marina.
      Un abrazo fuerte.
      Leo

  10. Inés de la Caridad dice:

    Me ha encantado la ternura que regalas con tu relato. Imagino como estabas atento a los particulares mientras tu abuela te contaba sus vivencias, porque sabes atraparnos en tus historias como si hubieses sido testigo de esos momentos.
    Un beso grande.

    • egomanías dice:

      Inés, cuando mi abuela se sentaba en el centro del circulo que le hacíamos todos sus nietos, no se sentía volar una mosca, tenía la capacidad de maravillarnos con sus historias y de estimularnos a hacer volar la imaginación e inventarnos nuestras propias historias.
      Gracias por tus palabras.
      Un beso.
      Leo

  11. jimena011 dice:

    Ya había tenido el placer de leerlo.

    Ahora vuelvo a disfrutarlo…
    Mi habitación se impregna de aroma a café recién hecho.

    ¿Sabes?. A mí me gusta mucho la espontaneidad del habla de tu tierra. Es algo que hace que tú seas tú.

    «La gota de rocío»… qué canción tan bonita. Sencillez y dulzura.

    Gracias. 🙂

    • egomanías dice:

      Gracias Jimena, me alegra que te haga placer releerlo, sobre el modo de hablar de mi paìs, ese modo espontáneo y natural de «disparar» como usamos decir en vez de hablar, a veces temo de perderlo hablando siempre en italiano, uno de los motivos que me llevaron a abrir el blog, fue recomenzar a hablar el castellano, para no perderlo, y reencontrar quizá algunos amigos cubanos , como Ernesto, Jorge, Albina, Amigo, Henry, que me recuerden como se hace, pero es cierto que habían errores en el cuento, es por esto que lo corregí.
      La canción que dices es una cuestión de familia, la cantante que acompaña Silvio es su hermana materna, Anabel López, me alegra que te guste.
      Un beso para ti .
      Leo

  12. Ana María García dice:

    Me parece un relato lleno de ternura, como son siempre tus cuentos cuando hablas de tu abuela.
    A propósito de “tirar fuera” en algunas zonas rurales de mi país, Colombia, se dice “que espera ese crío pa’ salir” o “cuando vas tirar pa’ fuera el crío?” pienso sea similar a tu “ tirar pa’ fuera el bejigo”, en este caso no lo habría cambiado, porque es un modismo muy bonito y autóctono.
    Besos para ti.
    PD. ¿Has probado a escribir para niños? Podrías tener suceso

    • egomanías dice:

      Querida Ana Maria, yo te agradezco como siempre por tu comentarios y el modo enriquecedor con que nos regalas apuntes sobre tu paìs, que me parece muy cercano al mìo, pero en este caso cambié la frase no porque fuese un erros, oo porque no me gustase, la cambié porque es un modismo que no està reconocido de la RAE, lo mismo que sucede con la palabra Bejogo, que , no obstante sea reconocida por el diccionario del espanol que se habla en CUba, todavia no ha sido recogida por la academia, asì que preferì quitar la frase y aceptar el consejo de la amiga Isolda, a ella le he pedido yo en primera persona de corregirme cada vez que encontrarà mis errores, o de traducciòn o gramaticales y lo mismo he hecho con José, Soco y ahora lo hago general, cuando se percaten de un error no tengan problemas en decirlo, sòlo asì me ayudaràn a mejorar.
      Un fuerte abrazo.
      Leo

  13. pipermenta dice:

    Querido amigo Leo, por fin después de varios días sin pasarme a visitarte, tengo un ratito y vengo a tomarte un cafecito contigo. Cual ha sido mi sorpresa al encontrarme un texto tan tierno. No se si me creerás, pero me ha enternecido. Me encanta y me sorprende ver en tus textos tanto agradecimiento a tus seres queridos. Te honra ser como eres. Especial, hasta en eso.
    El momento del parto, es una de las cosas más hermosas que pueden pasarnos a las personas.
    Recibe un emocionado abrazo de una, siempre, admiradora incondicional.

    • egomanías dice:

      Hola Piper, que alegria verte nuevamante, extranaba tus cafecitos, 😉
      Me hace feliz que te haya gustado este relato real de la vida de mi familia, lo que me dices sobre como los agradezco, creo que no haré nunca bastante para demostrarles cuanto les quedo agradecido por haberme hecho ser quien soy como ser humano.
      Un fuerte abrazo apra ti querida amiga.
      Leo

  14. pipermenta dice:

    Por cierto, mil gracias a migli. Un besote, guapa.

    • migli2007 dice:

      Un besote a ti Piper y feliz yo de verte por estas amables paredes.
      Un abrazo grande.

  15. mayde dice:

    Qué bonito este relato, Leo.
    Se vive como un recuerdo tierno y sentido y ese final tan simpático te acaba arrancando una sonrisa… pensando en esas cosas de los hombres cuando estáis atabalados, hay que ver vaya momento, para ponerse hacer un café tu pobre abuelo… seguro que se lo estarían recordando media vida.

    Estaba ahora aquí la mar de entretenida leyendo los otros comentarios, y bueno al margen de esos pequeños errores en las traducciones, también hay que tener en cuenta de que tiene mucho mérito escribir en dos lenguas y que es normal que uno atropelle la una con la otra. Y que también es verdad, que son muy valiosas esas ayudas que nos dan los amigos cuando nos leen y comentan, porque eso sin duda nos hace mejorar.
    Bueno ya no me enrollo más…jjaja, al margen de los pequeños fallos de traducción es un gran relato, querido.
    Que pases una feliz noche,¡¡ besos!!

    • egomanías dice:

      Gracias querida Mayde, la tension nerviosa nos hace hacer cosas que en situaciones normales no harìamos. Puedo decirte que mi abuelo era un hombre muy tìmido y casi nunca bebìa, para que aquel dìa haya bebido de la botella directamente, quiere decir que estaba de verdad muy nervioso.
      Sobre el tema de las correcciones, como dije a Ana Marìa, por como soy yo, no me ofendo con quien me quiere ayudar, absolutamente, agradeceré en eterno las personas que con tanto cariño, pasan a leerme y me dejan sugerencias y/o me señalan errores, creo que sea el ùnico modo para crecer. Los elogios , como dijo un amigo, me engordadn el Ego, pero no me hacen aprender, agradezco los elogios, en la misma medida que agradezco las crìticas constructivas de quien dedica su tiempo en leerme, sino le interesase lo que escribo, no creo que perdìesen el timepo en leerme. Por esto me repetiré al infinito, os agradeceré siempre.
      Un fuerte abrazo para ti querida amiga.
      Leo

  16. Luisa Martha dice:

    Cuando hablas de tu familia, conquistas el mundo con la ternura. Es un placer leerte.
    Un fuerte y tierno abrazo para ti.

    • egomanías dice:

      Gracias Luisa Martha, es muy lindo lo que me dices, y te agradezcon con el corazòn esas palabras.Un beso grande para ti.
      Leo

  17. Silvia dice:

    Querido Leo, me gustó mucho este relato, gracias por compartirlo con nosotros.
    Un beso grande.